Bueno antes q nada quiero desearles un feliz año nuevo 2013 a todos aquellas personas que conoci mediante este blog en especial a Jord∂n∂ ∂m∂r∂nth∂ y gracias por todo su apoyo y colaboracion.

14 nov. 2008

SOBRE EDUCACION

A NICOLÁS LYNCH
Diálogo con el ex ministro que intentó reformar la educación. Ahora, sin bigotes, luego de 20 años de usarlo, hace un duro análisis del sector

Por Patricia del Río Labarthe

¿Por qué la educación en el Perú está en situación tan crítica?
Por el absoluto desinterés de la mayoría de los gobiernos respecto de la educación. Hemos tenido gobiernos que son más coloniales que nacionales, por eso estamos lejos de constituir un Estado-nación, de entender que este espacio que habitamos es nuestro e identificarnos con él. Tenemos un gran sentido de distancia con el país, el Perú es un territorio ajeno para nuestros gobernantes.

Pero esta crisis se ha agudizado en los últimos años...
Hemos llegado a un punto de conciencia sobre el problema educativo por varias razones. La primera y más importante es porque hay en este mundo globalizado un conjunto de presiones, de exigencias sobre el país y sobre los peruanos, y una de esas exigencias básicas es sobre la calidad de nuestro capital humano.

Sin individuos capacitados no podemos competir mundialmente.
No solo es un tema de competencia, como decía Juan Abugattas, es un tema de presencia en el mundo. Sin ciudadanos educados no existes.

¿Y en ese contexto, qué tipo de maestros tenemos para afrontar ese reto?
Bueno, si bien el tipo de pensamiento que paso a describir está en crisis, tenemos buena parte del magisterio que se rige por lo que yo llamo el pensamiento arcaico.

¿Cómo define pensamiento arcaico?
Pensamiento arcaico es una mezcla de discurso revolucionario con práctica clientelista. Por un lado el dirigente sindical programa la revolución nacional, democrática y popular, y por otro les facilita a los maestros los trámites que necesitan para su vida diaria.

¿Son como los tramitadores de los intereses y demandas de los maestros?
Son los protectores del statu quo que los rodea, y los repartidores de las miserias que hay en el sector educación. Entonces, la mayor parte de las dirigencias sindicales, inspiradas en partidos radicales, maoístas o de origen maoísta, devienen en agentes de clientelas específicas.

¿Por qué cala este pensamiento arcaico de manera tan fuerte en el magisterio?
Por el desinterés del Estado. Es increíble que en un Estado que se dice democrático, posturas tan radicales tengan la hegemonía o hayan tenido la hegemonía casi absoluta no solo del magisterio sino del aparato educativo durante 35 años. ¿Cómo se explica esto? Porque el Estado no le ha prestado interés a la educación pública, que ha sido una educación para pobres, un basurero, en la práctica.

Y esa actitud ha terminado convirtiendo la relación maestro-Estado en un enfrentamiento entre enemigos...
Así es. El magisterio ha sido muy maltratado como corporación profesional. Este maltrato lo ha hecho desconfiar de cualquier cosa que venga de la autoridad pública. Los profesores tienen miedos muy profundos respecto de cualquier iniciativa que venga de la autoridad.

Por lo tanto no se deja evaluar
Es que creen que cualquier pretexto puede significar su liquidación. Y en este país, que te saquen de un servicio público donde ganas mil soles al mes, significa que vas a pasar del 54% de peruanos pobres al 24% de peruanos miserables.

¿Considera entonces que la desconfianza está justificada?
En términos materiales sí está justificada. Sin embargo, el problema está en quién la administra políticamente. Tenemos una cultura política radical, clientelista, que la ha administrado históricamente. El más importante de estos grupos --no el único-- es Patria Roja, que con su prédica ha permeado la administración intermedia de la educación, e incluso ha calado en sectores de la alta dirección, que asume los pilares del sentido común de su concepción.

¿Cuáles son estos pilares?
El primero de ellos es muy sencillo: ¿para qué mejorar la educación, para darle fuerza de trabajo barata a los empresarios que nos explotan? Para ellos no tiene ningún sentido mejorar la educación, hasta que venga la revolución y logren un cambio fundamental y socialicen la economía. En ese sentido no les interesa una reforma educativa, porque ellos están esperando la revolución proletaria. Ese es el pensamiento estándar.

¿Y así piensa la mayoría de nuestros profesores?
Así es como piensa buena parte de los dirigentes. Sin embargo, en estos momentos, ese pensamiento está en crisis.

Si ese pensamiento está en crisis, ¿hay alguna alternativa planteada desde algún lugar?
Por supuesto. Hay grupos importantes de maestros que sí plantean la necesidad de una reforma. Ahora mismo, en la mañana, abro mi correo y recibo dos manifiestos distintos, uno de una red de profesores socialistas opuestos a Patria Roja, y otro de los equipos docentes, que están con el cura Dumont, que son los profesores cristianos de los colegios públicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJEN SUS COMETARIOS

 

blogger templates | Make Money Online