Bueno antes q nada quiero desearles un feliz año nuevo 2013 a todos aquellas personas que conoci mediante este blog en especial a Jord∂n∂ ∂m∂r∂nth∂ y gracias por todo su apoyo y colaboracion.

13/11/2008

Realidad Educativa Peruana

Buscando acerca de educación en la red encontre este texto interesante que nos da referencia acerca de nuestra realidad educativa,¿Porque realmente nuestro sistema educativo en nuestro pais es tan pobre?,¿Porque encontramos en centros educativos publicos profesores con tanta ignorancia?es mas creo yo que cada vez es mas complicado encontrarnos con un buen MAESTRO.
Terminando de leer este articulo ahora se el porque de tanta mediocridad con los docentes de nuestro país.
Les invito a que lo lean y analizen la situacion educativa en la que estamos rodeados.

¿Merecemos una Meritocracia?

A los maestros los vapuleamos. Serían egoístas, irresponsables, incultos, y de bajísima categoría como profesionales. En los últimos años les hemos duplicado el sueldo sin que se vea un ápice de mejora en el trabajo que hacen. Eso, y más, decimos de ellos. En párrafo aparte solemos hablar de un segundo tema que concierne a la burocracia, verbigracia, el tope irreal que el Presidente García ha puesto a los sueldos de los altos funcionarios. Por culpa de esa medida, decimos, el Estado sufre una fuga de talentos. Los mejores se van a trabajar al sector privado o al extranjero. Se debilita la capacidad técnica y gerencial del Estado. El gesto político del tope salarial estaría causando una pérdida de capacidad de negociación, regulación y gestión en el gobierno, perjudicando el desarrollo nacional.

Ali Pasha, quien ejercía el cargo de Gran Visir del Imperio Otomano, por allí en el año 1871 le hizo la siguiente recomendación al Sultán Abdulaziz:

Su Excelencia, la gran mayoría de los funcionarios públicos están mal pagados … Como resultado, los hombres más talentosos y habilidosos rehúsan el servicio público. El Gobierno de su Majestad se ve obligado a reclutar a personas mediocres cuyo único objetivo es mejorar su propia situación económica… Los que dirigen su Imperio deberían ser individuos inteligentes, trabajadores, competentes, y motivados… Se requiere un programa para fortalecer la administración… Su Majestad debe implantar el principio de la responsabilidad; todo funcionario debe dar cuenta; sin eso, todo avance se retarda y la labor se destruye.

Si los maestros malos fueran cien, tendríamos el derecho de repudiarlos. Pero cuando son doscientos mil los que no cumplen con los requisitos del buen maestro, la crítica se tiene que dirigir más bien a nosotros mismos. Hagamos historia de cómo fue El Pecado Original de la educación. Hace unas tres décadas, cuando muchos de los maestros de hoy estaban terminando la escuela y decidiendo su futuro, el magisterio se ofrecía como una carrera de alto prestigio, con sueldos que permitían comprar casa y hasta carro, y con perspectivas de ser una carrera donde uno podía ascender en base al mérito y a la capacitación. Lamentablemente, poco después empezó una degradación de la carrera, decayendo los estándares en la contratación, el sueldo, el premio al mérito y el respeto de la ciudadanía. Cada gobierno hizo méritos políticos abriendo nuevas escuelas y contratando profesores, pero reduciendo los sueldos, el control de calidad, y aprovechando para favorecer a los partidarios y para la corrupción. El magisterio se defendió con un sindicato radical, que no consiguió recuperar los sueldos pero sí compensarlos con una relajación general de la disciplina laboral, permitiendo que la mayoría de los maestros recurrieran a los cachuelos o trabajos adicionales a costa de sacrificar el cumplimiento cabal de su responsabilidad como maestros públicos.

La fuga de talentos en los niveles más altos del gobierno es real, aunque se trate de pocas personas y de un proceso poco visible. Como en la guerra y en el fútbol, el factor decisivo para el desarrollo económico es la calidad del que manda. Pero en vez de avanzar hacia una burocracia talentosa y comprometida, como la de una Corea del Sur o Chile, el Perú retrocede hacia la situación descrita por el Visir Ali Pasha. Sea al nivel del maestro o del que asesora a un ministro, la calidad en el rendimiento se obtiene con un buen sistema de carrera pública, pagando un sueldo adecuado, creando mística, respetando la persona del funcionario y otorgando un alto nivel de estabilidad laboral. La meritocracia la tendremos cuando hagamos los méritos para merecerla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJEN SUS COMETARIOS

 

blogger templates | Make Money Online